sábado, 24 de julio de 2010

CALLE DEL AGUA EN EL CASTILLO DE BIL BIL



PRESENTACIÓN DE LA REVISTA CALLE DEL AGUA EN EL CASTILLO DE BIL BIL, BENALMÁDENA

Ayer viernes, día 23 de Julio de 2010, a las 21 horas, tuvo lugar el acto de presentación de la revista “Calle del Agua” en el magnífico marco del Castillo de Bil Bil en Benalmádena.

Con la intervención de la Concejala de Comercio Concha Cifrián que presidió el acto, tomé la palabra como directora de la revista.


Tras agradecer la cesión de una sala tan bellísima como el Castillo del Bil Bil a la Concejalía de Cultura, la presencia de Concha Cifrián en el acto, las atenciones y cuidados proporcionados por los responsables del buen funcionamiento del centro (gracias a Salvador y Antonio), la atención de los medios locales de comunicación y, cómo no, la asistencia de un público tan respetuoso y selecto como lleno de curiosidad hice  un recorrido por las tres últimas publicaciones y dejé claros los objetivos de las mismas, pasando a comentar una proyección preparada para tal fin, una proyección que estuvo adornada con la voz de Antonio de Álora que interpretó la malagueña de Joaquín Tabaco, grabación correspondiente al disco “Con sabor añejo”. Esta malagueña está  acompañada a la guitarra, para más deleite, por Juan “El Africano”.

Personalicé algunos saludos ya que en el magnífico auditorio se encontraban Paul Mandeville y Clotilde Vega, Ana María Olmedo, Joaquín Cabello, Mari Carmen Jurado, hija del genial guitarrista Paco Jurado y su esposo Miguel Bonald, todos grandes amigos del alma. Pudimos disfrutar de otras importantes presencias: Concha Gómez, empresaria y bailaora granaina afincada en Benalmádena hace más de cincuenta años, Carmen Acosta, varios compañeros de la AME y Luisa Algar, autora de la foto de grupo.
Podríamos resumir el acto como el de una noche entrañable.

* Gracias a Lourdes Pastor Molina y a Fernando Guerrero por sus cuidados y atenciones y a cuantos hacen posible que los responsables de esta revista puedan llevar a cabo sus tareas con brillantez. Y gracias a  Ana María Olmedo y a Joaquín Cabello por su disposición y generosidad.


Archivo FeM